SANTA CRUZ | MOVILIZACIÓN

Santa Cruz acata el paro con calles vacías y escaso movimiento

La urbe cruceña amaneció silenciosa con rotondas bloqueadas con llantas, piedras y pitas. En las rutas hay diferentes puntos de bloqueo, mientras policías intentan desbloquearlos
EL DEBER 11/10/2021 06:11
Punto de bloqueo en el segundo anillo avenida paragua y avenida paraguá/ Foto: Juan Manuel Ijurko

Una leve llovizna y calles vacías es el cuadro que muestra Santa Cruz de la Sierra en las primeras horas de paro cívico. Sin apenas tránsito, las motocicletas y los escasos vehículos circulan con precaución para evitar los puntos de bloqueo.

La protesta ciudadana organizada por los cívicos es para exigir al Gobierno que frene un paquete de leyes, pues consideran que afectan las libertades civiles, como ocurre con la Ley de Legitimación de Ganancias Ilícitas. Las voces que exigen el cese a la persecución política y la reforma de una justicia muy cuestionada por su parcialidad forman parte del descontento.

Desde las 6:00 de la mañana, contingentes policiales compuestos por motocicletas y camionetas policiales recorrieron las avenidas del centro y el norte de la ciudad para que se retirasen los bloqueos. Tras el paso de los policías, nuevamente se vuelve a instalar el bloqueo en las mismas avenidas.

No es el caso de las rotondas del segundo anillo donde la abundante presencia policial persiste en zonas como la Madre India, El Cristo o la avenida Paraguá. Lo mismo ocurre en la avenida San Aurelio, frente a las oficinas de Conaltid, donde los uniformados mantienen su presencia permanente para evitar que retornen los bloqueos.

Mercados e instituciones permanecen cerrados a primeras horas de la mañana. El antiguo Mercado Los Pozos, la Ramada, el mercado modelo del Plan 3.000 lucen con las persianas bajadas y apenas unos puestos tratan de abrir sus puestos en espera de que gente que pueda acudir.

En otros municipios, como San José de Chiquitos, Ascensión de Guarayos y San Ignacio de Velasco los bloqueos de las rutas se iniciaron después de la medianoche.

La dirigencia cívica ha pedido a la población que bloquee de manera pacífica y que se permita el paso de ambulancia, medios de comunicación, entre otros.

Por parte del Gobierno, han sido numerosas las voces que cuestionaron la medida asumida por los cívicos. El ministro de Justicia, Iván Lima acusó al paro de “distorsionar las realidades que la gente palpa”. 

La autoridad insiste en que “la ley no afecta a choferes ni gremiales, si o a los grandes empresarios que sacan su dinero a paraísos fiscales”, sentenció Lima. Además, aseguró que “mañana viene el trabajo, la dignidad y la reivindicación de un país unido”, en alusión a la marcha organizada por el Pacto de Unidad en Santa Cruz de la Sierra.

 

El ministro también aludió a la situación jurídica de Camacho y varios responsables del Gobierno transitorio. “Detrás del paro hay impunidad, creen que están por encima de la ley”, afirmó. Y concluyó con el cuestionamiento a los impulsores del paro al considerar que “hay políticos que están acostumbrados a la impunidad”.

Fuente: El deber.

COMENTARIOS