PAÍS | ECONOMÍA

Industria ganadera, pilar en la reactivación económica de Bolivia

Uno de los principales rubros que han jugado un rol importante en la reactivación económica del país, es el sector ganadero, ya que, además de cubrir la demanda interna del país, su demanda de exportación crece cada año, al igual que los beneficios que trae con ello. Para ahondar en el tema, Alejandro Díaz Salek presidente de Fegasacruz, se refiere al impacto del sector ganadero en Bolivia durante la gestión 2021 y las perspectivas para el año 2022.
Martha Andrea Gil Vargas 28/12/2021 18:35
Alejandro Díaz Salek presidente de Fegasacruz. Foto: Captura T29 Entrevistas

Logros y triunfos en la ganadería cruceña en 2021. Salek, indicó que el crecimiento que viene dándose en la ganadería cruceña e incluso a nivel nacional, ha sido de forma sostenida durante los últimos diez años, ya que se tiene un promedio de crecimiento de alrededor del 3% en Santa Cruz, asi también, según las cifras, se presenta un incremento del 3,8%, en la cantidad del ganado que se destina tanto para el consumo del mercado interno como para el excedente para exportación, siendo este, el resultado de todo el esfuerzo que lleva el sector ganadero durante muchas décadas, enfatizó.

Mejoras en el mecanismo de comercialización. Salek, explicó que, la ganadería como toda actividad económica tiene sus desafíos y complejidades, sin embargo, como sector han sabido sobrellevar esas dificultades en beneficio de la población. En ese sentido, se encuentran trabajando junto a los comercializadores de carne para establecer precios estables para el consumidor donde no haya mucha interferencia en la cadena de valor y todos salgan ganando. ¨Es muy importante que esto se vaya solucionando para poder crecer con tranquilidad en lo que respecta a la generación de excedentes para exportación. Nosotros estamos seguros, como sector ganadero, que hay la suficiente carne en el país para atender el mercado local, al igual que el crecimiento que se viene dando año a año para el excedente de exportación, siendo este, un año récord¨, expresó.

Perspectivas para el 2022 y la posibilidad de nuevos mercados. La tarea de abrir nuevos mercados ha sido un poco difícil debido a la pandemia, sin embargo, no se han descuidado tareas importantes como el aspecto sanitario e inocuidad alimentaria para poder exportar carne, ya que son procesos que toman su tiempo y tienen mucho que ver las negociaciones con entidades animales oficiales y el tema gobernativo de ambos lados de la frontera, sostuvo Salek. ¨Nosotros estamos trabajando desde hace un buen tiempo en la apertura del mercado chileno, también, en mejorar el acceso al mercado peruano para poder brindar distintos tipos de carne y de igual forma, mejorar el acceso de otros productos cárnicos en el futuro hacia el mercado chino, el cual se ha convertido en el principal cliente boliviano¨, dijo.

Del mismo modo, Salek también indicó que países del Medio Oriente, han establecido contactos con agentes gubernamentales e industrias frigoríficas bolivianas, por lo que considera que, el mercado de la carne está muy vigoroso ya que ha habido bastante interés por la proteína roja, siendo una situación que ayuda al crecimiento los productores del país.

Cuenca del Pacifico, zona comercial importante. ¨La cuenca del pacifico de un tiempo a esta parte también se está convirtiendo en la mayor zona económica a nivel mundial, por eso sabemos que el futuro no solo del consumo de carne, sino de muchos de los alimentos que se producen en el continente sudamericano están ligados a los países asiáticos y del medio oriente, los cuales vienen siendo los grandes consumidores de alimentos del siglo XXI y esperamos que esta dinámica se fortalezca con el acceso de Bolivia a este tipo de mercados¨, indicó Salek.

Ganadería, más allá de la carne. Salek, señaló que si bien la ganadería boliviana viene teniendo un crecimiento sostenido, también es muy importante hacer notar que hay otras cadenas de valor ligadas a la ganadería como el tema lácteo, el cual tiene mucho potencial dentro de Bolivia y que además, tiene bastante espacio de crecimiento. De igual forma, la industria de cueros también genera un movimiento económico importante por exportación e industrialización.  

En este contexto, Salek también hizo conocer que Bolivia exporta productos procesados de carne como las hamburguesas a países de la comunidad andina como Ecuador y Perú, y otros productos como menudencia que antes no se exportaba, siendo este, el primer año con la apertura del mercado ruso. Asimismo, señaló que también se está apostando por la industrialización de la grasa, siendo interesante ya que se pueden generar derivados de esta, para elaborar aceite para biodiesel. ¨La ganadería genera un movimiento económico muy interesante con toda la gama de productos que ofrece aparte de la carne. Nosotros confiamos en que vamos a mantener ese crecimiento sostenido ya que hay todo un planeamiento estratégico de parte de las instituciones gremiales como también las instituciones gubernativas, pero, sobre todo, estamos apostando más desde la parte privada para un crecimiento vertical¨, aseveró.  

Uso de la biotecnología, clave para el progreso. Salek, explicó que la bioeconomía viene a ser uno de los principales renglones del siglo XXI y ya se habla de esto porque más allá del producto transgénico el cual muchas veces genera debate, hay muchos avances que se están dando en las áreas de la genética, de la genómica, por lo que ya hay muchos productos agropecuarios que cuentan con esto, entonces, Bolivia no tiene que quedar al margen de ese tren del progreso ya que solo traería retrasos a las nuevas generaciones.

¨El tema del pleno uso de biotecnología, para nosotros, es un tema muy crucial, sentimos que el hecho de no tener un acceso pleno de la biotecnología muchas veces retrasa nuestra competitividad como sector, sistémicamente hablando, ya que ante cualquier choque climático que pueda suceder, nuestro sistema agrícola puede tener pérdidas significativas, derivando en un incremento de costos¨, dijo.

Crecimiento económico e impacto ambiental. La actividad ganadera legal promovida por instituciones como Fegasacruz se enmarca en áreas donde sí está permitido el uso del suelo para dicha actividad, sostuvo Salek. Bolivia está cercana a las 110 millones de hectáreas y actualmente, de esa cantidad, un 30% está destinado al tema ganadero, sin embargo, explicó que, lo que actualmente se está ocupando no llega ni a 15 millones de hectáreas. ¨Nosotros somos conscientes que la actividad ganadera tiene que enmarcarse en normas ambientales, las cuales se respetan para hacer la actividad, por ejemplo, siempre hemos sido parte de la prevención, ya que el productor, el ganadero es el principal perjudicado cuando ocurren estas quemas descontroladas en épocas no indicadas del año. En ese sentido, siempre hemos llamado la atención de eso y hemos sido partícipes de toda iniciativa que promocione un correcto manejo de los recursos naturales porque de eso depende nuestra actividad, nosotros necesitamos un medio ambiente sano¨, manifestó.

Un 2022 más productivo. ¨Esperamos cerrar este año 2021 con alrededor de 150 millones de dólares por las exportaciones del complejo ganadero que viene a ser carne, leche, cuero y productos procesados de la carne, es decir otros subproductos y el 2022 si sabemos impulsar la ganadería este sector puede aportar mucho más, aparte de dar la soberana alimentaria a nuestro país y generar bienestar económico nosotros apostamos a que si se sabe llevar adelante políticas con buen tino, se pueden generar hasta 200 millones por ingreso de divisas por exportación en todo lo que viene a ser el complejo ganadero¨, concluyó Salek.

Fuente: T29 Entrevistas.

COMENTARIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS